miércoles, 6 de julio de 2011

ORACION DE LA MADRE TERESA DE CALCUTA

Hamado Jesús, ayúdanos a esparcir tu fragancia dondequiera que vayamos,
anega nuestras almas de tu espìritu y vida,
penetra y posee nuestro entero ser hasta tal punto
que nuestras vidas no sean más que una emanación de la tuya.

Brilla a través de nosotros
y mora en nosotros, de manera
que toda alma que se nos acerque
pueda sentir tu presencia en nuestras almas.

Haz que nos miren y ya no nos vean a nosotros,
sino sólo a Jesús.

Quédate con nosotros,
y entonces comenzaremos a brillar como brillas tú;
a brillar para servir de luz a los demás;
la luz, oh Jesús, iradiará toda de Ti, no de nosotros;
serás Tú, brillando sobre los demás a través de nosotros.

Así pues, permítenos alabarte de la manera que más te gusta,
brillando sobre quienes nos rodean.

Haz que prediquemos sin predicar,
no mediante la palabra, sino con nuestro ejemplo,
por la fuerza contagiosa,
por la influencia beneficiosa de lo que hacemos,
por la manifiesta plenitud del amor que nuestros corazones te profesan.

Amén.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

HERMOSAS LECTURAS